Que tu vida discurra tan apaciblemente como un río.
Que tu despertar al día sea con alegría.
Que la espera de lo que buscas y deseas sea gozosa, llevadera... gratificante.

Gracias por visitar el blog. Un abrazo.

María José.

SER Y ESTAR












Háblame de lo que te gusta,
de tus momentos victoriosos,
del cálido abrazo que estremece.

Susurra palabras hasta ahora nunca dichas,
deja que salgan a la luz,
que busquen la danza y la sal
que en otro tiempo les negaste
por no saber 

estar a la altura 
de los verdaderos sentimientos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me llama la atención ese abrazo que se da para sentir protección. Será que lo que se da vuelve. Crear para recibir.
Besos
limonchela

aris dijo...

Ojalá no sea tarde para volver a sentir ...

Gracias siempre por tus bellas palabras ..

Un cálido abrazo

María José dijo...

¡Hola limonchela!:
Una vez leí que cuando se da nunca hay que pensar en recibir. Por eso se te devuelve aquello que has dado. Si no es por parte de la misma persona que recibió, lo será por otra. ¿Será verdad eso? En cualquier caso, suena genial.
Un abrazo.

María José dijo...

¡Hola aris!:
Claro que nunca es tarde para volver a sentir. Todo está en nuestro interior, no lo olvides. Todo, todo.
Sobre todo.. el sentir.
Un cálido abrazo también para ti.