Que tu vida discurra tan apaciblemente como un río.
Que tu despertar al día sea con alegría.
Que la espera de lo que buscas y deseas sea gozosa, llevadera... gratificante.

Gracias por visitar el blog. Un abrazo.

María José.

EL CASCAYO














Recuerdo cuando jugaba al cascayo de niña. En Asturias se llama así. Tú... ¿por qué nombre lo conoces?
Lo pintábamos en el suelo con tiza, y saltábamos a la pata coja hasta conseguir llegar al diez, posando en él los dos pies juntos de un salto. Girábamos, y volvíamos hacia el uno.
Con una piedra o con algo plano y redondo, a lo que llamábamos chera, íbamos tirándola a todos los números, uno por uno. Quien llegaba primero al diez, ganaba.
¡Ay! ¡Qué recuerdos!



5 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues aquí lo llamábamos "la muñeca". Eran ocho casillas, 3 seguidas, dos, una y luego otras dos. He jugado mucho a eso, me gustaba. La comba se me daba fatal y la goma las últimas alturas ya no llegaba jaja.
Besos.
Limonchela.

María José dijo...

¿La muñeca? Nunca lo había oído. Gracias por decírmelo. Me encanta saber de estas cosas.
¡Y mira tú por dónde!... que ahora me entero de a lo qué te gustaba jugar, y a lo que no.
Yo... lo de la goma también lo llevaba fatal.
Un abrazo.

saritaa13 dijo...

¡Ay! Que recuerdossss siii.
Aquí le llamábamos " la tanga" y jugabamos con una piedra plana , la tirabamos y a pie cojo, la intentabamos recoger... diosssss, recuerdos de incancia que creo, no volverán,
Graciasss por permitir que con esta entrada tuya, disfrute un poco.
Besossss con el alma

saritaa13 dijo...

Maria josé ese comentario de antes es mio...soy Saritaa, no se si lo hice bien.
besossssss.

María José dijo...

¡Hola Sarita!:
El comentario ha llegado, como ves. Los dos, mejor dicho.
¿La tanga? Nunca lo había oído. Es curioso como en cada sitio, a este juego, lo llaman de distinta manera.
¡Quién sabe si algún día lo volvemos a jugar!
Un abrazo. ¡Y feliz fin de semana!