Que tu vida discurra tan apaciblemente como un río.
Que tu despertar al día sea con alegría.
Que la espera de lo que buscas y deseas sea gozosa, llevadera... gratificante.

Gracias por visitar el blog. Un abrazo.

María José.

ALEGRE MADRUGADA










Ya muere el día,

se va sin resentimiento

como esas hojas secas

de las que se vacía el árbol

para volver a llenarse

de ensoñaciones nuevas.


Muchos ojos buscan su sombra.

¡Dame brisa! dicen…

¡dame un despertar sombrío!

Y las margaritas reposan, mientras,

cansadas de sentir pena.


Por los que añoran caminos

rutilantes de estrellas,

con manto de madreperlas

se viste el amor de primavera.


Ya no hay espaldas hundidas,

ya no hay cerrojo en los labios;

y la vida se muestra orgullosa

al mirar las terrazas llenas.

Entrechocan los cigarrillos

sus espirales blancas y huecas.

Y la gente se bebe a tragos

la luna que se refleja.


Van cantando las horas

en la madrugada yerta,

y se alejan los tambores.

Unas manos tocan…

su piel morena.


Ya muere el día. Ya muere.

Ya va dejando espacio

al sol… que espera.




4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me resulta un estilo diferente al que normalmente muestras. Más rimas, aunque la misma libertad en ellas en naturalidad.
Me transmite un alejarse de un cansancio de antes, como sacudirse el polvo en el camino y seguir andando y una entrada a sensaciones nuevas con el abrazo de la luz del sol.
Besos.
limonchela.

arisenag dijo...

Gracias por seguir poniéndo sonrisas en mí .. Por la belleza que siempre vas dejándo impresa .. y sobre todo.. por Ser ..
Un enorme y cálido abrazo y un sonoro beso.

María José dijo...

¡Hola Arisenag!:
Gracias por tu comentario.
¡Qué nunca te falte la sonrisa!
Un sonoro beso, también, para ti.

María José dijo...

¡Hola limonchela!:
Sí... es un estilo diferente, aunque dentro de mi tónica. No sé qué ocurre... pero siempre aparece lo positivo en mi poesía, ese toque de esperanza, que nunca falta.
¡Feliz semana!