Que tu vida discurra tan apaciblemente como un río.
Que tu despertar al día sea con alegría.
Que la espera de lo que buscas y deseas sea gozosa, llevadera... gratificante.

Gracias por visitar el blog. Un abrazo.

María José.

PORVENIR; de Ángel González









Te llaman porvenir
porque no vienes nunca.
Te llamaré: porvenir,
y esperan que tú llegues
como un animal manso
a comer en mi mano.
Pero tú permaneces
más allá de las horas,
agazapado no se sabe dónde.
... ¡Mañana!
Y mañana será otro día tranquilo,
un día como hoy, jueves o martes,
cualquier cosa y no eso
que esperamos aún, todavía, siempre.

Ángel González

1 comentario:

esther dijo...

Que poema tan bonito has escogido... Mañana esta por venir, sera Navidad, y solo deseo que el espíritu de la Navidad os envuelva, a ti y a los tuyos.
FELIZ NAVIDAD
Esther