Que tu vida discurra tan apaciblemente como un río.
Que tu despertar al día sea con alegría.
Que la espera de lo que buscas y deseas sea gozosa, llevadera... gratificante.

Gracias por visitar el blog. Un abrazo.

María José.

ESCULTOR DE VIDA






Escultor
que grabas en el barro
y aprecias lo que otros labios
nunca han besado.
Como dragones de fuego
son tus manos,
aferrando vientos.
Mañana viene el cielo a verte
para que hagas la locura de apresarlo.
Eres...
quien insufla vida,
quien toca con alma ardiente,
quien deja una huella imborrable...
de amor eterno.

2 comentarios:

Maat dijo...

Magnífica imagen la que has trazado del escultor. Preciosa. Me gustó leerla.

Un abrazo.

Maat

María José Ouréns dijo...

Gracias Maat por tu comentario. Siempre la creación... me puede. ¡Feliz día! Un abrazo.