Que tu vida discurra tan apaciblemente como un río.
Que tu despertar al día sea con alegría.
Que la espera de lo que buscas y deseas sea gozosa, llevadera... gratificante.

Gracias por visitar el blog. Un abrazo.

María José.

CIELO ABIERTO










Entre un verbo
y un "te quiero",
una frase
y un adverbio,
el silencio
es también instante
para un encuentro.
Entre tú yo
el amor busca su hueco.
Es cielo que se abre
para que los dos,
en él...
nos miremos.

2 comentarios:

Saray dijo...

Siempre concisa, sencilla, llegando a lo más profundo. Felicidades por tu obra, ya tenía ganas de hacerlo en tu blog. Te deseo lo mejor, con el resto de libros que ya están en camino. Un beso.

María José Ouréns dijo...

Ojalá se haga realidad eso que me dices, Saray. Gracias por tus bonitas palabras y por tu deseo. Un abrazo y ¡Feliz día!