Que tu vida discurra tan apaciblemente como un río.
Que tu despertar al día sea con alegría.
Que la espera de lo que buscas y deseas sea gozosa, llevadera... gratificante.

Gracias por visitar el blog. Un abrazo.

María José.

PARA MÍ NO HAY...











Soy brisa recorriendo sendas de sosiego.
Soy alma viajera e incansable.
Agitando sentimientos busco veranos;
y si los encuentro, a ellos me lanzo.

Para mí no hay falsas ilusiones,
sólo... originarias fuentes
llenas de misterios.
Para mí no hay sombríos anocheceres,
pues las estrellas me rodean
confundiéndome con luna.

Para mí no hay océano bravo,
sólo un sereno mar
que rompe sus olas,
suavemente,
en la orilla de la esperanza.




2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gustan tus poesias y particulamente esta quizá porque hablas del mar, de las olas, de la brisa, de los anocheceres, de la esperanza... de todo lo que me gusta...
Gracias por tu poesía, gracias por tu blog es precioso. Besos.
Ana---

María José Ouréns dijo...

Gracias Ana por tus palabras. Me gusta como a ti particularmente el mar. Quizás porque nací y vivo junto al mar, escribo tanto sobre ello. Un abrazo.