Que tu vida discurra tan apaciblemente como un río.
Que tu despertar al día sea con alegría.
Que la espera de lo que buscas y deseas sea gozosa, llevadera... gratificante.

Gracias por visitar el blog. Un abrazo.

María José.

¿DÓNDE ESTÁ...?

¿Dónde está el principio?

¿dónde el final?
Mi Yo es:
línea continua
de arriba a abajo,
de abajo a arriba
no se rompe,
ni se acerca,
ni se aleja,
ni se pierde en su horizonte
-en mi cuerpo-.

¿Dónde está el principio?
¿dónde el final?

2 comentarios:

Ceciely Zevallos dijo...

Me encantó, poema para reflexionar.
Saludos cordiales.

María José dijo...

Gracias Ceciely. Me alegra que te haya gustado el poema.
¡Qué tengas un feliz día! Un abrazo.