Que tu vida discurra tan apaciblemente como un río.
Que tu despertar al día sea con alegría.
Que la espera de lo que buscas y deseas sea gozosa, llevadera... gratificante.

Gracias por visitar el blog. Un abrazo.

María José.

EINSTEIN


Pocos son los que ven con sus propios ojos

y sienten con sus propios corazones.



2 comentarios:

arisenag dijo...

Pocos si... pero sin duda .. es lo más acertado .. mirar solo con tus propios ojos.. para lo bueno y lo malo...

Un cálido abrazo.

María José dijo...

Así es. Tienes razón.
Muchas veces queremos ver por los demás o dejamos que los demás vean por nosotros. Creo que ambas formas de "ver" son erróneas.
Gracias por tu comentario.
Un abrazo.