Que tu vida discurra tan apaciblemente como un río.
Que tu despertar al día sea con alegría.
Que la espera de lo que buscas y deseas sea gozosa, llevadera... gratificante.

Gracias por visitar el blog. Un abrazo.

María José.

JOHANN W. GOETHE








El hombre más feliz del mundo es aquel que sepa reconocer los méritos de los demás y pueda alegrarse del bien ajeno como si fuera propio.

Johann W. Goethe

2 comentarios:

Maat dijo...

Bonita reflexión María José. A ver si podemos aprenderla y ponerla en práctica.

Un abrazo y feliz fin de semana.

Maat

María José Ouréns dijo...

¡Hola Maat!:
Siempre me ha gustado traer al blog todo aquello que me pueda ayudar a mejorar como persona; y también, todo aquello que pueda ser agradable de leer a los demás. ¡Feliz fin de semana! Un abrazo.