Que tu vida discurra tan apaciblemente como un río.
Que tu despertar al día sea con alegría.
Que la espera de lo que buscas y deseas sea gozosa, llevadera... gratificante.

Gracias por visitar el blog. Un abrazo.

María José.

EL VALOR DEL TIEMPO





La persistencia de la memoria o
Los relojes blandos.
De Salvador Dalí.


Para saber el valor de un semestre: Pregúntale a un estudiante que reprobó el examen final.

Para saber el valor de un mes: Pregúntale a una madre que ha dado a luz prematuramente...

Para saber el valor de una semana: Pregúntale a un editor de la revista semanal.

Para saber el valor de una hora: Pregúntale a los amantes que esperan para verse.

Para saber el valor de un minuto: Pregúntale a la persona que perdió el tren, el autobús o el avión.

Para saber el valor de un segundo: Pregúntale a quien haya sobrevivido de un accidente.

Para saber el valor de una milésima de segundo: Pregúntale al atleta que ganó una medalla de plata en las Olimpiadas.

El tiempo no espera a nadie. Atesora cada momento que tienes. Lo atesorarás mucho más si lo compartes con alguien especial.


Desconozco al autor. Sí alguien lo sabe, le agradecería que me lo dijera.

2 comentarios:

UP THE IRONS dijo...

Es de un comercial de relojes de 1962 me parece, dijeron el nombre en la estacion de radio donde lo escuche pero no lo recuerdo

María José Ouréns dijo...

¡Hola! Muchas gracias por tu comentario. Aquí queda reflejado a través de tí, aunque no estés seguro. Me gusta poder poner el nombre del autor; es lo mínimo que debo hacer. ¡Qué tengas un feliz día!