Que tu vida discurra tan apaciblemente como un río.
Que tu despertar al día sea con alegría.
Que la espera de lo que buscas y deseas sea gozosa, llevadera... gratificante.

Gracias por visitar el blog. Un abrazo.

María José.

DE ORO






Luminosa mañana
que sales a recibirme,
pareces de oro blanco cuando te miro.

De oro quisiera
que fuera en todo momento
el amor que recibo.

¡Es tan valioso!
¡Es tan valioso el amor!

Luminosa mañana:
De oro... de oro es el amor.

2 comentarios:

Maat dijo...

Precioso poema María José.
Siempre es un placer pasar por tu blog. Agradezco tus afectuosas palabras en el mío.

Un abrazo muy fuerte.

Maat

María José Ouréns dijo...

¡Hola Maat!: Me alegra leerte. Una vez más, gracias. ¡Feliz fin de semana! Y un abrazo.